Nuestras vidas tienen un propósito y un significado

Cada uno de nosotros tenemos la responsabilidad de actuar como si todos nuestros pensamientos, palabras y actos tuvieran una real importancia, porque, en realidad, la tienen. Nuestras vidas tienen tanto un propósito como un significado.

DL